lunes, 17 de noviembre de 2014

SEMANA 40 - EL DIA DEL PARTO - PARTE 1

Después de exactamente 21 días -los días que tiene Koabebé- regreso a escribir en el blog, el motivo de mis días de ausencia bloguera como pueden darse cuenta fue que llegó el día esperado MI PARTO, les contaré la historia en 2 partes para no hacerla tan larga.

Día Previo
Para los que han leído mis semanas de embarazo saben que las últimas semanas estuve sintiendo dolores en la espalda y la parte de abajo, pues bien el lunes 27/10 comencé nuevamente con los dolores, así que seguí los consejos que me dejaron algunas mamis con experiencia de usar la pelota de pilates para calmarlos un poco, me pase casi todo el día sentada en la pelota -incluso el último post de la trona lo escribí sentada en la pelota- y por la tarde salí a caminar con mi mamá. Llegó la noche y cuando fui al baño oh sorpresa! el tapón mucoso era rojo -ya estaba viniendo con sangre, la verdad me puse nerviosa porque sabia que el momento se acercaba- y desde ahí seguí expulsando tapón con sangre hasta el día siguiente -les dejo el link de descarga por si quieren ver como es el tapón mucoso ya que le tome foto, y no la quiero subir por si acaso les de asco algunas personas, pero para las primerizas curiosas como yo les dejo esta FOTO TAPON MUCOSO- esa noche estuve con contracciones pero variadas cada 15 min o 7 min, dormí poco y me baje un aplicación para mi iPhone para contar las contracciones. Me dije esperare hasta mañana que tengo mi cita de Monitores y ahí me dirán si estoy en proceso de parto.

Día del Parto
Al siguiente día 28/10 cumplía la semana 40 y tenía la cita a Monitores, nos levantamos temprano para no encontrar mucho tráfico y llevamos la maleta del parto por si acaso, al igual que en la primera cita estuve dentro 30 minutos y me dieron un zumo para que Koabebé se mueva-esta vez si me tome una foto en monitores-, el resultado fue que todo esta bien solo se ha visto una contracción, y em dijeron que regrese la próxima semana y si no nace antes el 7 de noviembre me inducirían el parto, yo les dije que sentía contracciones y me dijeron que no todas eran efectivas que solo habían registrado una efectiva, así que salimos del Hospital.



Koapapá me preguntó si quería ir a casa, yo le dije que prefería quedarme en el CC. Plaza Norte que quedaba al frente de su trabajo, por si acaso me sintiera mal él podría llegar más rápido -nos quedamos en Plaza Norte mi mamá y yo- mientras caminamos viendo tiendas las contracciones se sentían más y eran periódicas, aproveche un espejo para tomarme la foto de la semana 40 -me tomé la foto pensando ¿será la última foto con barriga?- entramos a comer al VIPS cuando venía una contracción paraba de comer y practicaba la respiración que me enseñaron en mi clase de preparto, pasaba y seguía comiendo. Una chica que tenía a su bebé en brazos me dijo: Huy ya te queda poco cierto?, solo ten paciencia que luego cuando veas a tu bebé es el momento más bonito -me imagino que se dio cuenta de la cara de dolor que tenía.


A eso de las 2:30pm me llamó Koapapá para preguntarme como seguía, le conteste que aún tenía los dolores y cada vez eran más fuertes, me dijo salgo a buscarte y vamos a urgencias, si nos dicen que todavía no es el momento nos vamos a casa. Mientras esperaba a Koapapá me dedique a subir y bajar escaleras -¿por qué lo hice? No lo sé solo se me ocurrió, así que como no había nadie solo mi mamá y yo, me dedique a subir y bajar, creo que mi intención era distraerme del dolor de las contracciones.

Llegamos a urgencias a las 3:00pm, yo sentía cada vez dolores más fuertes cuando venía un dolor me abrazaba de Koapapá -mi pobre mamá estaba muy nerviosa-, hasta que por fin me atendieron. Cuando entre me dijeron bajate el pantalón y quitate las bragas -recordé lo que me dijo la matrona de no ponerme nerviosa y tratar de relajarme para que no sea doloroso cuando me revisen- el resultado fue que tenía el 80% del cuello borrado y tenía 2 dedos de dilatación, luego me llevaron a monitores -pero ya dentro de urgencias- se me hizo eterno estar en esos monitores, porque los dolores  eran fuertes y me retorcía en la camilla, cuando paso el tiempo me dijeron que salga y espere a fuera por los resultado. En la sala de espera llegue a ponerme de rodillas y apoyarme en una silla para soportar el dolor, nos hicieron esperar como una hora y media, pasado ese tiempo me volvieron a llamar y me revisaron de nuevo pero estaba vez vino una doctora con una aparato para ver el color del liquido dijo que era claro y que estaba bien, pero que ya tenía una dilatación de 3 así que me tenía quedar y ponerme ya la bata del hospital, me hicieron colocar mi ropa en una bolsa que después alcanzarían a Koapapá, luego vino una enfermera a sacarme sangre y colocarme una sonda en el muñeca derecha, claro que le dije que por favor me coloque la sonda cuando no tenga una contracción porque con cada contracción me retorcía.

Luego me colocaron en una silla de ruedas -felizmente Koapapá le dijo a mi mamá que si me ve salir en silla de ruedas y con bata no debe de asustarse que así es el protocolo en España, me imagino que mi mamá se hubiera asustado muchísimo si no le hubieran avisado que así es el protocolo. Así salí rumbo al paritorio.  

Continuará en la Parte 2...

facebook facebook facebook facebook facebook

Quizás también te interese:

8 comentarios:

  1. Qué me gustan las historias de partos!! Me alegro que hayas vuelto, estaba esperando tu historia, ahora esperaré la segunda parte! jejeje. Muchos besos guapa y enhorabuena!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el saludo, ya subiré la parte 2... ;) ... Besos

      Eliminar
  2. Que emoción, me encantan las historias de partos. Ahora a esperar la segunda parte. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si son súper interesantes... Ahora me toca contar la mía =)

      Eliminar
  3. Qué bueno que ya estés de regreso! Cuánta emoción!! Gracias por compartir tu historia, esperaremos la segunda parte. Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los saludos de regreso =) ... Un beso

      Eliminar
  4. ¡Qué emocionante!
    Yo no tuve un día así, pero el momento silla de ruedas en bata de hospital y retorcida de dolor sí que lo pasé...

    ResponderEliminar

♥Me encantaría saber tu opinión♥...